jueves, 1 de marzo de 2012

Erase un día!

Había una vez en algún lugar de la mancha de cuyo nombre no quiero acordarme, una oruga que fumaba a lado de un conejo que saltaba y una niña que jugaba al té con un sujeto mentamente divergente que cantaba historias a un hada y al viento... por donde volaba, en un país donde no pasaba ni el tiempo se cansaba en las noches caminaba mientras dormitaba; soñando con planetas y una rosa que inspiraba un pequeño principe que siempre viajaba por el tiempo.. y el espacio, aprendiendo que soñando se vive mucho mejor.




jesso